viernes, 3 de agosto de 2012

Capítulo 5°: El señor Pato y la luna cansada de la noche



El señor Pato siguió su camino y llego a un barranco el cual lo conducía a la playa, decidió seguir para observar el mar y calmarse un poco sintiendo el aire golpear su vida.
Se sentó en una roca y empezó a dibujar en la arena el rostro de la pequeña Kuro, sonriendo con los ojos…el sonido del silencio era hermoso.
Las estrellas tintinaban y la luna brillante como un sol, el pato se paro y le dijo: Luna... como te envidio, me gusta la vida que llevas observando todo desde la oscuridad, toda la belleza fantasmal y siniestra debe ser una gran vida.
...
La Luna le dijo: señor Raro yo me siento cansada, me siento agobiada de lo mismo... quisiera un poco de luz, un poco de claridad, de ruido y sonrisas de niños, la noche es una bella puta pero cansa, porque siempre tiene lo mismo que ofrecer, diviértete en mi noche se feliz, pero no me envidies, que yo envidio tus días.
...
El señor Pato se sorprendió al ver que la luna pudo escucharlo y hablarle… se paro intempestivamente… y se comenzó a acercar a la mar.
El señor Pato: Luna, oye luna… puedes escucharme luna…tengo un pequeño problema, cuéntame de la soledad, tú que sabes tanto de ella…dime, que aprendiste de ella.
La luna: señor Raro, la soledad es muy linda, porque nadie te juzga nunca, nadie te quita nada, nadie es mejor que tu, ni peor tampoco, pero nadie te dice nada… la soledad es una mierda.
Pero es linda, porque te ayuda a estar contigo, a ordenar tus ideas o preparar tu suicidio…
Siempre estará para ti, cuando alguien se marche estará para ti, para recordar, en pocas palabras la soledad es una linda mierda.
Quiérela mucho, pero no la uses demasiado, porque se gasta y ya no me hagas caso q estoy algo mal de la "cabeza" y es hora de que corras, porque te quedaste mirando en mis ojos… y te olvidaste del peligroso mar…
Corre señor Raro la vida te espera y el mar te quiere comer, se eleva por ti…
El señor Pato se asusto regresando del pequeño transe hipnótico de la luna, encontrando un furioso mar.... cual poseído por Poseidón con olas tan altas como el universo.
El corrió, quiso escapar, llegar al barranco, subirlo… no pudo, tan solo le quedo voltear y ver la belleza destructiva de aquellas olas y morir para contarlo…


(posdata: la luna sale de día también, solo que a mí no me gusta :3)

4 comentarios:

  1. Cada vez me gusta más. Esta quinta es tan poética...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría saber que es la soledad para ti María...

      Eliminar
    2. La soledad para mí es muchas cosas y a la vez nada. Se amolda y adapta a cualquier circunstancia para apoderarse de uno. ¿Para vos qué es la soledad?

      Eliminar
    3. La soledad es nuestro mundo, es nuestra "humanidad" es una computadora y risas vacías...sin mencionar una sola palabra q rebote contra el viento, no se si me dejo entender al final, Diviértete!

      Eliminar