sábado, 14 de julio de 2012

Capítulo 3°: El señor Pato y el perro fugaz



Pasa ya llegamos, quinto piso ¿qué te parece? ¿Bonito lugar para una ramera, cierto? Bueno, te dejo un momento iré a ducharme, estás en tu casa, larguirucho…
El señor Pato observaba el lugar con fascinación, le gustaba mucho la decoración de la mujer Lánguida, al frente de él había una habitación con una puerta negra con unos acabados de figuras surrealistas que le llamaban mucho la atención…
 Se acerco como atraído misteriosamente a esa puerta, giro la perilla y un fuerte ladrido lo sobre salto y sin darse cuenta un enorme perro estaba mordiendo su cuello, el señor Pato lucho por sacárselo de encima, pero aquella bestia no lo soltaba… el perro fugaz lo estaba desangrando lentamente y el gritaba, pedía auxilio, pero nadie lo escuchaba, siendo un ser sin boca… (la única que podía escucharlo era la pequeña Kuro, por el lazo de amor que tenia entre ellos).
La mujer Lánguida abrió la puerta del baño y encontró en medio de la sala a perro fugaz lamiendo el cuello de su víctima, el señor Pato yacía inerte…
La mujer Lánguida dijo: ¿Perro fugaz otro más? ¿Cuándo dejaras a uno para mí?
Bueno porque no me compartes un poco…perro fugaz.
A la mañana siguiente el sol volvió a salir… el perro fugaz dormía y al lado izquierdo de la cama, la mujer Lánguida contemplaba al caído señor Pato.
Pobre mi héroe…se murió…
Yo te dije… que ¡hoy! dormirías… conmigo…



jueves, 12 de julio de 2012

Capítulo 2°: El señor Pato y la mujer Lánguida

Que pasa en aquella esquina, de quien son aquellos gritos…claro son de mujer pero ¿por qué?

El señor Pato quería ayudarla y cuando llego a donde estaba... la encontró pegada a la pared con un hombre encima de ella…el señor Pato enfurecido lanzo un fuerte puñetazo sobre el hombre gritando que la suelte, el hombre al verlo se asustó levanto sus pantalones y salió corriendo… la mujer se acercó con furia y le lanzo un golpe en la quijada que hizo que el señor Pato caiga al suelo…
El señor Pato: ¿Qué tienes? Te estoy defendiendo! , ¿Qué te ocurre? (alarmado)
La mujer Lánguida: ¡eres un idiota espantaste a un cliente!, ¡larguirucho imbécil vete!!. (exaltada)
El señor Pato se sintió como un idiota dio media vuelta y se fue… llego hasta el pequeño árbol dejando caer su largo y blanco cuerpo, cerrando los ojos como si nada hubiera pasado.
De repente alguien lo movió del hombro, el despertó, era la mujer Lánguida.
El señor Pato algo sorprendido le pregunto qué quería, ella con voz calmada y sonríete le pregunto si no tenía donde pasar la noche, a lo que él respondió que no, con la cabeza.
La mujer Lánguida le extendió la mano y le dijo héroe ven me salvaste eres bueno, hoy dormirás en mi cama…no tengas miedo, no te violare ok.
El señor Pato se quedó pensativo y acepto después de pensar por un momento…
Él quería soledad, pero le atraía esa extraña mujer que le tendía la mano con la que antes lo había golpeado.

Posdata: El señor Pato habla mentalmente, pero solo Kuro puede escucharlo.