martes, 22 de mayo de 2012

Los muertos del viernes 31 de diciembre de 1999

Mañana moriré…mañana moriré y lo harán todos…Apenas tengo quince años…pero nací en este tiempo maldito y estoy condenado!, que me espera…que me espera, yo aun quiero vivir…no quiero ver el fin.

(llanto)

Carajo! … no sé que mierda es un beso…ni siquiera hablo con las chicas…Dios! Por favor aun no! Dios no me mates! Aun quiero vivir un poco mas….Dios aun no quiero sentir dolor…Dios no me hagas esto!!! Dios…oh Jesús…Seré bueno Dios… seré muy muy bueno!! …para que me hiciste nacer entonces! Si me ibas a matar tan pronto! Mira que mi hermanita tiene menos!! Oh Dios…

(llanto, mucho llanto)

El jovencito cayo al suelo, abrazando su almohada… su corazón le dolía…le dolía mucho, su cabeza parecía estallar….su padre abrió la puerta…se acercó a él y lo abrazo, lo cargo en su brazos y bajaron las escaleras…él lo observaba mientras su padre le sonreía…. Lo sentó en el sofá, su hermanita ya estaba ahí…el viejo cogió un rosario, se sentó al lado de sus hijos…y los abrazo fuerte mientras rezaba…el final estaba cerca…la pequeña no entendía…el joven no paraba de llorar y pedirle a Dios que todo se detenga…que aun no quería morir…y cayo rendido…por el fuerte dolor en su cabeza…

Sábado 01 de diciembre del 2000 a las 02.00am…

Los doctores se acercaron a su padre…ya era demasiado tarde.

(llanto, mucho, mucho, mucho llanto)

Y el mundo con sus maravillas y sus mierdas siguió girando una vez mas…mientras mundos pequeños morían…y se apagaban para no volver jamás…





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada