martes, 22 de mayo de 2012

Lina Medina


Papito me duele más y más, siento que hay cositas ahí papito…tengo miedito…que es…me duele, me duele la pancita y mucho…mucho…algo se mueve…a donde me llevas…a donde vamos papito…
Vamos a Lima hijita…los chamanes dicen que no son los Apus los que te hacen este mal! Y el Doctorcito a dicho que no es nada…estarás bien hijita. Con los médicos de lima, ellos saben como sanarte…
Linita duerme que estarás mejorcito así…duerme pequeñita.
No puedo papito, me cuentas un cuento para dormir mas tranquilita…
Está bien, pequeña…échate aquí en mis piernas y yo te cuento, acurrúcate.
(Sonrisa)
Esta era una chiquita así como tu, así de bonita hijita, un día papá Sol bajo con mamá Luna bajaron a la tierra, cerca al rio donde jugaba la pequeña…
 Papá Sol y mamá Luna…
Si, si hijita los dos, hace tiempo que no se veían y extrañaban jugar…así que le dijeron a la niña, oye chiquita juega con nosotros…quieres hacerlo…
Que divertido…
La niña muy emocionada dijo que si, entonces la luna le dijo: Jugaremos a las atrapadas…si tú nos atrapas te daremos un deseo…
Pero la niña no entendía como podría atraparlos…siendo ellos tan poderosos…
Y entonces el rio le dijo a la chiquita: yo te ayudare, yo te ayudare, juntos los atrapamos…él la cubrió de su agua…y la suspendió en el cielo como si fuera una Diosa…
La luna y el sol huyeron alrededor del mundo…mientras la niña siguió con el rio, mas rápido y mas rápido y mas rápido…la noche y el día duraba segundos….la niña mientras volaba desprendía agua…y esa agua formo mares…el sol las calentó y se formaron las nubes…la luna calmo el agua y se formo el océano…y la tierra sonrió…
La niña atrapo al sol y luego a la luna…y ellos cumplieron su promesa…
Y que deseo pidió…que deseo…
Que siempre estén para ella…y así lo hicieron…y desde ese momento siempre están en el cielo…cuidándola…Papá Sol en el día y Mamá Luna en la noche...
Y a veces en el cielo vuelven a juntarse para volver a jugar…
Que bonito papito…que bonito…cuéntame otro…ya no tengo sueño…ni me duele mucho mi pancita…
Si señor cuéntese otro dijo el Dr. Gerardo mientras viajaban juntos a la capital.

Nota: Lina Medina es la madre más joven confirmada en la historia de la medicina, con 5 años, 7 meses y 21 días de edad se convirtió en madre. Actualmente tiene 78 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario